fbpx

Creada hace 35 millones de años, la isla volcánica de Lanzarote tenía primeros colonías que datan de 1100 a. C.

“En la noche del 1 de septiembre de 1730, en Timanfaya,… la tierra se abrió de repente. En la primera noche, una gigantesca montaña se levantó del regazo de la tierra, y desde su pico las llamas saltaron y se quemaron incesantemente durante diecinueve días”.

En 1730, las erupciones volcánicas que duraron un total de 2053 días devastaron la parte sur de la isla, creando 32 nuevos volcanes, destruyendo 11 aldeas y cubriendo una cuarta parte de la superficie de las islas en lava.

El turismo llegó a Lanzarote hace más de 40 años. Lejos de los principales centros turísticos, la isla resiste al cambio y el ambiente relajado y espectacular paisaje ofrece a los visitantes la oportunidad de sentir la magia de Lanzarote.