fbpx

Yaiza

 In



Yaiza es un municipio de la isla de Lanzarote. La ciudad más grande del municipio es Playa Blanca en la costa sur y el centro administrativo es la ciudad mucho más pequeña también llamada Yaiza, a unos 22 kilómetros al oeste de la capital de la isla, Arrecife.

Yaiza comparte con Tinajo parte del Parque Nacional Timanfaya,también conocido como las Montañas de Fuego. Se puede llegar en coche o por las pintorescas caminatas en camello, pasando por los extraños y únicos paisajes en los bordes del Parque Nacional de Timanfaya.

Yaiza se encuentra en el borde de la zona enterrada por erupciones volcánicas que ocurrieron en Lanzarote de 1730 a 1736. De hecho, la crónica de las erupciones fue esencialmente narrada por el entonces sacerdote de Yaiza, Andrés Lorenzo Curbelo. Los residentes de la ciudad informaron que a medida que la lava fluía hacia ellos se dividió en dos, forzando un arroyo en dirección a Uga y el otro hacia Playa Blanca, dejando a Yaiza ileso. Como otras doce ciudades y algunas de las tierras agrícolas más fértiles de la isla se rindieron a la lava, Yaiza, de alguna manera, tuvo suerte.

Debido a la posición elevada de la ciudad, Yaiza también tuvo suerte de escapar de las peores incursiones piratas de los siglos XVI y XVII.

Pero la verdadera buena fortuna de Yaiza radica en el hecho de que sus encantadores e históricos edificios y plazas blancas se han conservado intactas en gran medida a lo largo de los siglos. Es por eso que Yaiza ha ganado el título de pueblo más bonito de España, no una sino dos veces en los últimos años por el trabajo de embellecimiento urbano. Cualquier visitante que pase por sus calles y sus casas bien adornadas con una variedad de plantas y flores puede dar fe de ello.

Entre los atractivos turísticos de la ciudad se encuentran los Hervideros y El Golfo y cruzando la zona turística de Playa Blanca, las famosas playas de Papagayo,una serie de bahías bien protegidas y vírgenes.

Yaiza también cuenta con dos puertos deportivos modernos: Puerto Calero y Marina Rubicon. Sus diversas tiendas y entretenimiento invitan a los visitantes a pasear y disfrutar del entorno marino.